¿Qué es un ecosistema? ... Valeria Masino

Los ecosistemas son importantes para todos los seres vivos en el planeta, incluyendo a las personas. Todas las plantas y animales dependen de sus ecosistemas para darles lo que necesitan para vivir. Sin tu ecosistema, no serías capaz de sobrevivir en este planeta.
Resultado de imagen para ecosistema
¿Qué es un ecosistema?
Un ecosistema incluye todas las plantas, los animales, el suelo, las rocas, los microorganismos y las personas en un área viviendo y trabajando juntos. Los ecosistemas pueden ser tan pequeños como un charco o tan grandes como un océano.
¿Quién vive en un ecosistema?
Todos vivimos en un ecosistema. Todos los seres vivos de este planeta somos parte de un ecosistema. Tu ecosistema incluye el agua que bebes, el aire que respiras y todas las personas con las que hablas todos los días.
¿Por qué son importantes los ecosistemas?
Dado que los ecosistemas proporcionan a los animales y las plantas todos los recursos que se necesitan para sobrevivir, éstos son una parte muy importante de nuestro planeta. La comida de un animal, la vivienda y la comunidad provienen de su ecosistema.
Los peligros para los ecosistemas
Los ecosistemas son a menudo muy cuidadosamente equilibrados. Si una pieza del ecosistema se daña o se elimina, puede tener un efecto negativo en cualquier otra parte de ese ecosistema.
Ejemplo
En un ecosistema de una pradera forestal hay pastos que sirven de alimento a los conejos que son comidos por los coyotes. Si algo le pasa a la población de conejos, los pastos pueden crecer fuera de control y los coyotes pueden morir de hambre porque no tienen suficiente para comer.

CÓMO HACER: Una funda de cojín sin cremallera


Hoy voy a hacer una tutoría que creo que es la cosa más útil y resultona que se puede hacer con la mínima dificultad y destreza. ¿No os lo creáis, pues me explico mejor?:
Resultado de imagen para funda de cojín
Hace ya un tiempo mostré cómo convertir una camiseta en un cojín. Esta era también una forma de hacer una funda de cojín sin la dificultad de añadir una cremallera.
Como en las fuentes de tráfico me aparece con mucha frecuencia “cojín sin cremallera”, “hacer un cojín sin cremallera”, “almohada sin cremallera”, y un largo etcétera de sinónimos (confieso que no sé por qué, cada vez que escribo hoy “cojón” “cojín”, tengo que corregir “cojón”, ¿qué tendré en la cabeza, o hasta dónde estaré?, y no es una broma por hacerme la graciosilla, lo prometo por mi máquina de coser, de verdad).
En fin, al grano, que como es una entrada de lo más visitada (lo podéis ver en la parte derecha de este blog: “lo más leído esta semana”), pero no todo el mundo acababa de entenderla en su integridad, y además combinaba dos telas distintas porque con una camiseta infantil no da para más, hoy voy a enseñaros:
Cómo hacer una funda de COJÍN, ahora sí, sin cremallera y de una sola pieza, y más fácil imposible, sólo con las fotos ya lo podes hacer. Ahí voy:
Necesitas un cojín de muestra y tela para la funda

Cortas la tela más o menos a ojo, de forma que te sobre por los lados, pero sobre todo que al “envolver” el cojín original quede como ves, más o menos debe sobrar la mitad de una de las caras de la funda. He escogido esta tela para mi cojín de Pilates, y me he dado cuenta de que está bien para este tutoría porque el naranja es el exterior o derecho, y el amarillo el interior o revés, así es más fácil explicar.
Sóbrela o remalla la pieza entera. Si remallas no te hace falta esta tutoría, confiesa.

Ya lo tienes casiResultado de imagen para funda de cojín
Para poder usar esta funda sin cremallera necesitas un cojín, obviamente. Si lo que quieres hacer es la funda para uno que ya tienes, este paso y los dos siguientes sáltatelos.
Recorta una pieza de tela fina (en este caso de sábana) del tamaño del cojín que usaste de muestra, y añadiéndole algo para las costuras. No te estreses con las medidas, aquí es todo a ojo porque luego se chafan  y pasan muchas calamidades en el sofá.

Sóbrelas la pieza, fijas con alfileres, la coses dejando un hueco, y lo rellenas.
Ahora fijas con alfileres la abertura que quedó, y lo coses a máquina, déjate de primores cosiéndolo a mano, a máquina te va a quedar aseado y no pasa nada porque no se va a ver, es un relleno.

Cuando ya lo tienes, lo tumbas sobre la tela de antes. Túmbalo sobre el derecho de la tela (naranja), y al doblar la tela lo que quedará visible, de momento, es el revés (amarillo).
Lo posicionas bien, y lo fijas con alfileres tras sacar el relleno, claro.

Le pasas unos pespuntes en todo lo largo de ambos laterales abiertos, le das la vuelta una vez cosido…
… y voila, ya tienes tu fundita en un minuto.
       
Confiesa, ¿ha sido fácil, o ha estado tirado? Venga, que esto para ti está chupado, y aunque sólo sea la funda para un cojín viejecito o que te tiene aburrida, tú puedes.
¿Tenias pensado cambiar las fundas?, o ¿añadir alguno a un asiento no del todo cómodo?Resultado de imagen para funda de cojín