Bebidas azucaradas: se perderían unos 5.000 puestos de trabajo


Incertidumbre por la suba de impuestos

Hace 20 Hs 22 37
1
BUENOS AIRES.- El director de la Asociación Fabricantes Argentinos de Coca-Cola, Esteban Agost Carreño, advirtió ayer que una eventual suba en el impuesto a las bebidas azucaradas, tal como pretende el Gobierno nacional, puede causar una “pérdida de 5.000 puestos” de trabajo en toda la cadena productiva. “La propuesta que ha surgido es elevar de 4% a 17% la alícuota de impuestos internos que hoy tienen las bebidas sin alcohol”, explicó.
Y, advirtió que esta decisión podría generar una “pérdida de empleo en toda la cadena, cuyas estimaciones se ubican en 5.000 puestos de trabajo”.
En este sentido, Carreño aseguró que un incremento en el impuesto puede generar también un “11% de aumento” en el precio de los productos. “Si hubiera un incremento de impuestos de este tipo, el aumento del precio se daría casi inmediatamente, por lo que esta decisión impactaría en el consumo”, apuntó en diálogo con Radio El Mundo.
Además, indicó que esta medida genera “preocupación en toda la industria y en toda la cadena de valor”, ya que, aseguró, la misma “abarca desde el productor agropecuario hasta el pequeño comerciante”.
Agost Carreño también enfatizó que “la suba del impuesto tiene un mero fin recaudatorio” pero destacó que el Gobierno está “evaluando opciones alternativas” en los valores del arancel para realizar algunos ajustes. (DyN)

EN ESTA NOTA

Coca Cola

Toda la agenda de fines de semana "extralargos" para 2018


Serán optativos para el empleador y el que los trabaje no cobrará extras. Viajes cortos.

Hace 11 Hs 5 677
1
La noticia de que el año que viene vuelven los feriados puente desata, a simple vista, el festejo de quienes trabajan en relación de dependencia y, sobre todo, de las empresas que se dedican al turismo. Pero leer en detalle el decreto que firmó el presidente Mauricio Macri la semana pasada, que regula los feriados de 2018 y 2019, deja la sensación de una fiesta a la que no llegaron los invitados. Es que los “feriados puente” no serán en realidad feriados, sino “días no laborables”, lo cual es una diferencia abismal.
Durante los feriados nacionales, los empleadores tienen la obligación de darle el descanso a sus trabajadores. Y, si lo trabajan, cobran doble. En los días no laborables, en tanto, el empleador decide si otorgará o no ese descanso extra a sus empleados, pero no tiene la obligación de hacerlo ni de pagar doble si el trabajador cumple con sus tareas. Por esto, el nuevo esquema de fines de semanas largos beneficiará principalmente a los empleados del sector público (escuelas, administración pública en general, Tribunales), no a los del sector privado.
La semana pasada, el Gobierno nacional definió seis feriados puente para los próximos dos años. Determinó que serán “días no laborables con fines turísticos” el 30 de abril, el 24 de diciembre y el 31 de diciembre de 2018, que son tres lunes que anteceden al feriado por el Día del Trabajador, Navidad y Año Nuevo, respectivamente.
En tanto, para 2019 serán no laborables los días 8 de julio, 19 de agosto y 14 de octubre, también lunes, pero en este caso el primero antecede el feriado por el Día de la Independencia, y los otros suceden los feriados del Paso a la Inmortalidad del General San Martín y del Día del Respeto por la Diversidad Cultural, respectivamente.
El decreto presidencial se basa en la ley 27.399, sancionada por el Congreso en septiembre pasado, que facultó al Poder Ejecutivo a fijar anualmente hasta tres días feriados o no laborables destinados a promover la actividad turística, que deberán coincidir con los días lunes o viernes. A través de esa ley también se determinó que los feriados nacionales trasladables, cuyas fechas coincidan con los días martes y miércoles serán trasladados al día lunes anterior, y los que coincidan con los días jueves y viernes, al día lunes siguiente. La resolución lleva las firmas de Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña; y del ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos.
Las esperadas escapadas
En la industria del turismo hay gran expectativa por este regreso de los fines de semana “XL”. Es que, según los datos de ese ministerio, los feriados largos representan el 27,5% de los viajes de los argentinos, actividad importante para las economias regionales. “El objetivo de nuestra gestión es tener un promedio de nueve fines de semana largos por año ya que son útiles y responden a una nueva demanda del turista que estila realizar varias escapadas durante el año”, dijo a Télam el ministro Santos. “La política de ordenamiento de feriados con fines turísticos ayuda a complementar las vacaciones para impulsar el turismo interno, ya que el país cuenta con un piso bajo de vacaciones por ley (dos semanas / 10 días hábiles) por debajo del mundo (16,2 días) y de la región (16 días)”, agregó Santos.
El nuevo esquema
La nueva Ley de Feriados N° 27.399, establece que durante 2018 habrá 12 feriados inamovibles que son el lunes 1 de enero; carnaval (12 y 13 de febrero); Semana Santa 29 y 30 de marzo), el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas (2 de abril); el sábado 24 de marzo (Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia); el viernes 25 de mayo; el lunes 9 de julio; el lunes 20 de agosto; el lunes 15 de octubre; y el lunes 19 de noviembre. A estos se agregan los días puente no laborables ya especificados: 30 de abril, 24 de diciembre y 31 de diciembre (días lunes).
En tanto, para 2019 habrá 12 feriados inamovibles, cuatro feriados trasladables (17 de junio, 17 de agosto, 12 de octubre y 18 de noviembre), a los que se le suman los tres feriados puente agregados por el Poder Ejecutivo Nacional: 8 de julio, 19 de agosto y 14 de octubre (días lunes).

EN ESTA NOTA

Mauricio Macri