Todo con sandía: un menú fresco y rico

Se demora la apertura de las cajas de ahorro para menores

BANCARIZACIÓN


La habilitación implica un proceso largo, dijeron varios gerentes de bancos de Tucumán La medida dispuesta por el Banco Central le permite a niños y a adolescentes realizar depósitos o débitos
 
Compartir   
OBJETIVO. La medida dispuesta por el Banco Central apunta a avanzar hacia mayores niveles de bancarización DyN (archivo)
A pesar de que hace poco más de dos semanas el Banco Central de la República Argentina (BCRA) reglamentó la apertura de caja de ahorros para menores de 18 años, todavía no se puede hacer uso de la opción en los bancos de Tucumán, según un sondeo que realizó LA GACETA por distintas entidades del microcentro.

“No se abrió ninguna de cuenta aquí; no está normado. Seguramente en breve lo estarán notificando en el banco”, comentó Sebastián, ejecutivo de cuentas de un banco de la City tucumana. Lo mismo respondieron gerentes y encargados de otras entidades financieras locales, que prefirieron mantener sus nombres en reserva.

El instrumento -creado por el Banco Central en noviembre del año pasado- habilita a los jóvenes menores de 18 años a tener una tarjeta de débito a su nombre y hacer las mismas operaciones que se realizan con las caja de ahorro y las tarjetas de débito convencionales. Es decir, pueden: extraer efectivo de cajeros automáticos, comprar en comercios y hasta hacer transferencias o pagos a través de cualquier medio electrónico (homebanking, cajeros automáticos y apps para celulares).

Los economistas y agentes del mercado destacaron la nueva disposición, aunque advirtieron que es necesario realizar campañas de educación financiera e implementar ciertos recaudos ante posibles riesgos ante el manejo de la tarjeta por parte de los menores.

Consejos
Especialistas en bancarización de Mastercard aconsejaron que antes de sumar a los niños al sistema financiero se realizar los siguiente:

- Incentivar el ahorro con metas fáciles, lo que ayudará a los menores a ser independientes; evitar tener más deudas de las que puedan pagar; viajar o disfrutar de actividades recreativas; tener más libertad y margen de maniobra para tomar decisiones respecto de la carrera.

- Explicarles qué es y para qué sirve una tarjeta de débito.

- Controlar y planificar con los chicos los gastos. Esto puede ser realizado a través de aplicaciones para celulares, que permiten registrar y organizar los datos. El smartphone además da la posibilidad de poner alarmas para evitar recargos o registrar la fecha de corte y de pago de la tarjeta para planificar mejor las compras.

- Comparar precios en línea antes de comprar. Mastercard recomendó también utilizar esta herramienta para construir la independencia financiera de los jóvenes. “Para lograrlo dependen del manejo de su propio dinero. Para que esto suceda, hay que seguir algunos consejos y dejar de ver el ahorro como un sacrificio, sino como el camino hacia el logro de las metas y los sueños; tomar el control de las deudas asignándoles el 30% de los ingresos mensuales; poner el dinero a trabajar sacándolo del colchón e invirtiendo para obtener rendimiento; y saber prevenir gastos imprevistos teniendo siempre un fondo de emergencia”, expresó esa guía.

Las condiciones
Si bien cada banco determinará a partir de que edad brindará este servicio, la mayoría establecería los 12 años como piso para operar. “Como aún no tenemos la normativa, no podemos saber desde que edad se operará”, señaló un gerente de banco de nuestra ciudad.

Según se estableció en la reglamentación del instrumento, el titular -y responsable- de la caja de ahorro será el padre, la madre o representante legal del menor, quien debe abrir la cuenta. El titular también podrá decidir un límite diario máximo de débitos, por cualquiera de las vías de pago, en una o más transacciones. Cualquier otro adulto podrá ser también responsable de la cuenta, siempre que el titular autorice a éste a operar con la misma.

Según lo dispuesto por el BCRA, las cuentas serán gratuitas. Una vez que el menor cumpla 18 años, la caja de ahorro podrá convertirse en una convencional cuyo titular podrá ser el joven, su representante legal o ambos a la vez.

La medida fue creada con el objetivo de “facilitar las operaciones económicas cotidianas, estimular la educación financiera de los jóvenes y fomentar la bancarización a través del uso de los medios electrónicos de pago”, según explicó el en un comunicado.

Claves del nuevo instrumento

La caja de ahorro deberá ser abierta por su titular -el padre, la madre o representante legal del menor-, quien podrá decidir un límite diario máximo de débitos.

Niños y adolescentes podrán hacer las mismas operaciones que se realizan con las cajas de ahorro y las tarjetas de débito convencionales, siendo estas gratuitas.

Una vez que el menor cumple 18 años, la caja de ahorro puede convertirse en una de tipo convencional, cuyo titular podrá ser el menor, su representante legal o ambos a la vez.

La cuenta no podrá tener más de un menor autorizado.