Cada día, este chofer carga a una mujer discapacitada para subirla al bus. ¿No es asombroso?... Martina Lazarte


Marcelo Castrogiovani es un chofer de transporte público. Todos los días maneja un camión colectivo de la línea 68 en la ciudad de Córdoba, Argentina.
El trabajo que realiza es importante para muchas personas. Sus pasajeros dependen de él para llegar a sus destinos a tiempo, sanos y salvos.
Uno de esos pasajeros regulares es una mujer llamada Micaela Belén Juárez, que cada mañana espera paciente al colectivo 68 para ir a trabajar. Dice que debe ser el mismo chofer porque es el único que detiene su macha y la deja subir.
Por supuesto, se supone que eso es precisamente lo que debe hacer con cada persona que quiera subir a su camión. Pero el caso de Micaela es especial.
Marcelo debe detener por completo su marcha, bajarse, cargarla en brazos y subirla al camión… ella no puede caminar por sí sola, es discapacitada:
Su historia se ha vuelto viral y la razón es clara: pocas personas tienen gestos tan enormes, pocos se toman el esfuerzo de ayudar un poco más de lo que ayudamos normalmente.”

Comentarios

Entradas populares