Ir al contenido principal

Alerta calentamiento: cuáles son las ciudades que podrían desaparecer bajo el agua en 2050


Según las investigaciones científicas, el calentamiento global provocará que gradualmente las zonas costeras de todo el mundo sean anegadas. Las inundaciones en distintas regiones producto del fenómeno meteorológico serán de tal magnitud que pondrían en riesgo su existencia
El nivel del mar subirá tanto que dejará muchas ciudades bajo el agua (iStock)
El nivel del mar subirá tanto que dejará muchas ciudades bajo el agua (iStock)
El calentamiento global es tema de agenda para los gobiernos, las corporaciones, los organismos especializados, las entidades educativas. El cambio climático, fenómeno desprendido de las consecuencias de los gases de efecto invernadero que provocan el proceso natural de las elevadas temperaturas, se convirtió en acaso el principal problema de este siglo.
Para la comunidad científica la inundación de muchas ciudades costeras a consecuencia del derretimiento de los glaciares es una tendencia inevitable e irreversible. Una amenaza que aunque hoy parece lejana, podría ser realidad en algunas décadas. La subida del nivel del mar ocasionada por el calentamiento global obligaría a una gran masa de personas de todo el mundo a abandonar sus casas, ya que las zonas mutarán de centros turísticos a lugares cada vez más anegados.
El calentamiento global producirá cambios catastróficos (iStock)
El calentamiento global producirá cambios catastróficos (iStock)
Las investigaciones que se presentan alimentan una preocupación que se agiganta, un desvelo para el que no parece haber respuestas. Entre el derrotero de noticias que arroja las potenciales consecuencias del calentamiento se conoció un nuevo y preocupante estudio, publicado en la revista Science, en el que aseguran que la crecida de los mares será de tal magnitud que millones de personas se verán obligadas a emigrar de sus hogares.
Fuentes de agua vitales como los glaciares ubicados en la Patagonia, Groenlandia, los Himalaya y el Kilimanjaro ya padecen los efectos del cambio climático y, al desaparecer, provocarían la extinción de ecosistemas en el planeta. El calentamiento global avanza aceleradamente, al punto que el 52% de los glaciares pequeños de Suiza desaparecerá en los próximos 25 años, mientras que el oeste de Canadá perderá alrededor del 70% del total de sus glaciares para el año 2100.
"A menos que se tomen medidas sustanciales de respuesta climática y se invierta la tendencia al aumento de la temperatura global, veremos cómo el mar se traga las calles de Miami y las reservas de agua dulce de los glaciares derretidas en el lodo", señala la investigación, a cargo de un grupo de expertos de la Universidad de Colorado (EE.UU.).
En 25 años habrá glaciares que dejarán de existir (iStock)
En 25 años habrá glaciares que dejarán de existir (iStock)
Para Twila Moon, una de las autoras del trabajo, las factibles consecuencias son "el resultado del cambio climático causado por el hombre", apuntando además que la destrucción de la infraestructura de los litorales de todos los continentes continuará durante décadas y siglos.
La información se suma a otro estudio, publicado en la revista Scientific Reports, en el que los especialistas afirman que el número de inundaciones se duplicará en los próximos 30 años y el nivel del mar aumentará unos 20 centímetros. Como sus colegas, avizoran un panorama que pone en riesgo la existencia de varias localizaciones. En resumen, una tendencia de problemáticas que no decrecerá y que a lo sumo podrá ralentizarse.
Las zonas costeras se volverán inhabitables, generando una migración masiva (iStock)
Las zonas costeras se volverán inhabitables, generando una migración masiva (iStock)
En el cúmulo de diversos análisis, la ciudad de Abiyán, ubicada en Costa de Marfil, en África, encabeza la lista de las de mayor riesgo de experimentar inundaciones catastróficas. Otras regiones potencialmente anegadas son las ciudades indias de Kochi y Bombay, que también afrontan un peligro elevado de ser engullidas por las aguas.
En cuanto al hemisferio occidental, los científicos estiman que tanto Vancouver (Canadá), como las ciudades estadounidenses de Seattle, San Francisco y Los Ángeles, son lugares eventuales de quedar bajo las aguas del océano. Además, los países de la costa atlántica de Europa también se suman a la preocupante lista.
LEA MÁS:

Comentarios

Entradas populares