Budín de vainilla ... Paula Gómez (clic)

  Procedimiento para realizar el budín


1_Colocar en el bol de la batidora, manteca a punto pomada.  
                                                                                                                                                                    
2_Agregar el azúcar impalpable.3_ Batir hasta lograr una pasta homogénea.4_Perfumar con esencia de vainilla y agregar los huevos de a uno hasta lograr una emulsión.
5_Cernir la harina y el polvo de hornear e integrar a la preparación en dos veces.6_ Agregar la primer parte de harina con polvo leudante.7_Mezclar para integrar.
8_Agregar la otra mitad de harina y la leche, revolver con espátula hasta lograr una pasta.9_ Untar con manteca y espolvorear con harina un molde de 24 cm de diámetro con tubo central.
10_Volcar la preparación hasta ¾ parte del molde y llevar a horno 180°C durante 40 minutos






  • Manteca 125 g
  • Azúcar impalpable 200 g
  • Huevos 3
  • Harina 0000 230 g
  • Polvo leudante 10 g
  • Leche 50 cc
  • Esencia de vainilla 1 cda

Batalla de Chacabuco ...Paula Gómez (clic)





        El día 10 de febrero de 1817, todo el Ejército de los Andes se encontraba concentrado en el valle de Aconcagua, listo para subir la cuesta de Chacabuco y lograr una batalla decisiva. El ejército realista se concentraba en el valle acudiendo rápidamente con tropas desde Santiago. San Martín reunió a sus oficiales para explicar el plan de combate que realizarían al día siguiente, sin dar tiempo a que los realistas se agruparan. Dividió al ejército en dos columnas, una al mando del general Soler, y la otra al mando de O´Higgins. El ejército realista estaba al mando del brigadier Maroto.
        A la madrugada del día 12 las columnas comenzaron la ascensión de la cuesta de Chacabuco, tomando la división de Soler por la derecha y la de O'Higgins la de la izquierda.
El ala izquierda se puso en contacto con los realistas, luego de cargar bajando la cuesta, a media mañana. La resistencia era sostenida y el combate resultaba indefinido hasta que, cerca del mediodía, llegó el ala de Soler, al trote y a la carga, lo que definió la batalla. Los realistas dejaron en el campo 500 muertos, 600 prisioneros y mucho armamento. Los patriotas perdieron 12 hombres y tuvieron 120 heridos. Los realistas huyeron en desorden a Santiago pero no atinaron defensas, Marcó del Pont sólo pensaba en escapar, mandó al puerto de Valparaíso sus pertenencias y alistó sus cosas para la huida.